Ene 2014 – Abr 2014

Necesidades & Objetivos
La Cámara de Comercio de Tarragona encargó las aplicaciones nativas para iOS y Android del Tarragona dTapes, para poder trasladar el hasta entonces físico “tapodromo” a un formato digital.

Este encargo lo realizó para el quinto año de este evento, y cada edición se fueron haciendo mejoras hasta eliminar del todo el soporte físico.

Los objetivos de la app eran claros; mostrar una lista de tapas, cada una con su vista de detalle, así como una lista de rutas por zona (por barrio de la ciudad de Tarragona).

 

Estrategia
Se buscaba una fuerte interacción con el usuario, dando la posibilidad de marcar como probada, me gusta, favorita, comentarios, así como compartir en las redes sociales. Para gamificar la app, y como reclamo, se requería también un concurso, con un sistema de puntos a quien compartiera más desde la app.

 

Proceso
Como el branding del dtapes, de la Cámara de Comercio y especialmente el de los patrocinadores era crucial se optó por una portada corporativa e informativa, desde donde se podía acceder a los demás apartados de la app.

Ya en su primera edición se creó junto al UX Android Engineer un menú lateral de hamburguesa, no nativo y una innovación en aquel momento, ofreciendo una navegación adecuada para cada sistema operativo, sin perder coherencia en la estructura básica entre ecosistemas.

La app pues disponia de varios apartados, siendo tres los principales y más destacados; lista de tapas, rutas y sorteos.

El apartado central fue el de la lista de tapas, donde éstas se mostraban ordenadas según la distancia a la que estaban del usuario. Al acceder a una tapa se mostraba el detalle, y desde éste se podía navegar en lateral entre tapas haciendo swipe, dicha funcionalidad facilitó mucho la navegación entre tapas y resultó ser un éxito.

El detalle de la tapa fue un reto pues requería mostrar muchísima información toda a la vez: foto, nºde tapa, descripción, local, dirección, horario, y en los propios botones de acción los estados “probada”, “favorita”, “me gusta”, una sección de comentarios y la inclusión de compartir en Twitter y Facebook.

En el apartado de las rutas las tapas venian ordenadas según los puntos acumulados, sirviendo éstas listas a modo de ránking.

Finalmente estaban los sorteos, que estaban activos solo durante unos días y servía de reclamo. Se diferenciaron sorteos por días, enseñando los números conseguidos compartiendo para luego mostrar el ganador.

Gran parte de la dificultad residía en ofrecer una interfaz amigable que gente de cualquier edad pudiera usar, pues el taget principal del evento no era gente joven, y en 2011 no todo el mundo tenía smartphone, así pues era necesario no perder usuarios después de la instalación.

Otra dificultad fue la del idioma, pues la app debía ser bilingüe y no estaba claro si era mejor que lo decidiera el usuario, imponiendo un idioma al iniciar la app, o si debía venir en el mismo que la configuración personal del móvil. Finalmente se optó por la segunda opción por ser menos intrusiva, aún así esta decisión quedó opacada de cara al usuario y se recibieron algunos comentarios al respecto en los markets.

Para testear la app se hicieron tests de guerrilla en numerosas ocasiones, especialmente se testearon acciones y vistas concretas, para determinar si se entendía el flujo o el comportamiento de un elemento concreto.

 

Resultado
Una vez el producto salió tuvo un fuerte éxito, pues el resultado esperado era de unas 3.000 descargas y se obtuvieron más de 15.000. El sorteo, con un iPad como reclamo, fue viral y supuso más de 650.000 comparticiones en las redes sociales.

Durante el evento se recibió bastante feedback, el suficiente como para poder iterar el producto y mejorarlo sustancialmente en la siguiente edición que ya estaba confirmada gracias al éxito de la app.

Uno de los cambios principales que se realizaron fueron mejoras en los comentarios, que tuvieron un éxito no esperado, como añadir fotografía o cambiar el nickname al publicar. También se implementó un sistema más complejo para valorar las tapas, sistema que designaría de forma exclusiva la tapa y por tanto restaurante ganador de la edición. Por otro lado se impusieron sponsors únicos por restaurante y tapa, resultando bastante invasivo.

En la segunda edición se obtuvieron 21.000 descargas y 1.400.000 comparticiones en las redes sociales.